Parc dels Colors. Enric Miralles y Benedetta Tagliabue. EMBT architects. Mollet del Vallés (España), 1996/01.

imágenes 04_Página_1

1 Descripción física de las partes con interés cromático

  •  Gamas de colores empleadas:

Se emplean pavimentos de hormigón color azul, arena morterenca de tono ocre, encintados de hormigón blancos, masa de vegetación verde; paneles verticales de color gris propio del hormigón visto, el anaranjado del ladrillo cara-vista y el hierro oxidado del acero corten, todos ellos suspendidos de estructuras metálicas pintadas de color blanco. En general, colores poco saturados y muy luminosos.

  • Superficie que ocupan:

La extensión de los elementos con colores significativos abarca la totalidad del parque, ya que se refiere al color propio de todos los materiales dispuestos.

  • Tintas planas/ degradadas:

Los colores de los objetos presentan tintas planas, excepto en el caso de los paneles de acero corten, en los que el deterioro del óxido se produce de forma desigual y no homogénea, resultando un color degradado.

  • Material natural/ material artificial:

Los elementos coloreados con cierta presencia, expresan el color propio de su naturaleza material, lo que incluye el verde del arbolado.

  • Color interior / exterior:

Al tratarse de un parque público, el color se expresa en el exterior, generando una especie de paisaje artificial, de paisaje urbano.

 

2 Contexto cultural

  • Poética del autor del proyecto cromático:

EMBT querían expresar la artificialidad de este paisaje urbano mediante la disposición de fuertes colores. De ese modo se expresa lo artificial:

“La vegetación, en forma de masas compactas, define los diferentes espacios. Una vegetación artificial que el parque. Lo artificial se expresa con colores, colores fuertes como los de las frutas gigantes vistas desde arriba.” (1)

  • Referencias a otras arquitecturas coloreadas del pasado:

A propósito del proyecto, explica Magdalena Scimemi una relación poética con la pintura de Marc Chagall:

“La naturaleza artificial del parque llena un área periférica vacía donde, como en los cuadros de Chagall, los habitantes “sostienen los edificios” o donde los edificios parecen volar sobre la ciudad, del mismo modo en que los arqueólogos se tienden sobre el terreno sin temor de tocarlo “ (2).

 

3 Estrategias plásticas

3.1. El color para interferir en la percepción visual del objeto

  • Geometría:

El color se emplea para distinguir e identificar los distintos ámbitos del jardín. Es decir, el color a ayudar a describir las unidades que componen el conjunto de la composición.

  • Dimensión:

No se observan composiciones cromáticas que resulten significativas por interferir en la percepción de las dimensiones de los objetos.

  • Peso:

No se observan composiciones cromáticas que resulten significativas por interferir en la percepción del peso de los objetos.

3.2. El color como estrategia para la descripción del objeto arquitectónico

 El hecho de que el topónimo que identifique a este parque de Mollet sea el de “Parc dels colors” (“Parque de los colores”), transmite la idea inicial que alentó las primeras maquetas del proyecto: un parque organizado a partir de zonas de distintos colores a las que correspondían diferentes caracterizaciones. No podemos afirmar que se trata explícitamente de “usos” distintos, sino de formalizaciones arquitectónicas distintas según el color.

En todo caso, el color identificativo está muy presente en la fase de ideación, en esa maqueta de colores fuertes como los de las frutas gigantes vistas desde arriba” (1), pero no se percibe con tanta claridad una vez construido el parque. Es decir, los colores describen el proceso de diseño del parque.

3.3. El color como estrategia estética

El color se dispone con un sentido estético evidente, de modo que el parque pueda ser leído como un paisaje artificial con colores. Se toman como referentes estéticos los graffiti que decoran las paredes de esta zona de extrarradio, y en ellos se inspira la disposición de paneles colgantes, a modo de lienzos de muros con formas dibujadas.

Así mismo, se toma como referente estético la imagen de un gran bodegón de frutas de vivos colores observadas desde arriba. Resulta relevante esta interpretación en relación a la cubierta del mercado de Sta. Caterina, que también se inspirará en la imagen de un puesto de frutas y verduras.

 

4 Intenciones

  • Manifestada por los propios autores en relación con el color de esta obra

 “Yo creo que en el parque de Mollet el proyecto se ha quedado todo él fuera. Es decir: ¡no puedes entrar nunca! Lo que interesa es mezclarlo todo, incluso el carácter arbitrario que tiene la ciudad en esa zona, en ese sitio. Por eso creo que tiene algo de onírico, de sueño, porque nunca puedes entrar. Aunque si, es verdad que está organizado y que lo entenderá bien la gente cuando crezcan los árboles.” (4)

 “(…) Habría otra lectura de este proyecto muy elemental, que seria la capacidad de producir documentos que hagan explicita la superposición de los distintos momentos de un lugar, aprovechando las ruinas de éste. Seguramente en eso ha influido mucho trabajar en espacios públicos y ver cómo en la convivencia entre arquitectura, proyecto y sociedad la necesidad de destrucción es fundamental. Desarrollas el pensamiento de trabajar continuamente sobre unas trazas, como en Santa Caterina y Diagonal Mar. Necesitas tener una especie de documento donde esté condensado el tiempo en este sitio. Pero no para considerar que tu proyecto sea un paso más, no -como si hubiera detrás una idea lineal-, sino casi como si el tiempo -a mi, me gusta pensarlo así -, en vez de tenerlo a la espalda, lo tuvieras delante de ti… “ (4).

 

5 Bibliografía y origen de las imágenes

(1) MIRALLES, Enric, et al. EMBT. Enric Miralles, Benedetta Tagliabue : Work in Progress : Estado De Las Obras = Estat De Les Obres : 03062002. Barcelona ; Madrid: Col·legi d’Arquitectes de Catalunya Ministerio de la Vivienda, 2004. ISBN 8496185133.

(2) DE MICHELIS, Marco, et al. EMBT. Miralles Tagliabue : Obras y Proyectos. Milano: Skira, 2002. ISBN 8884911826.

(3) www.mirallestagliabue.com/

(4) MIRALLES, Enric; and TAGLIABUE, Benedetta. Enric Miralles. Benedetta Tagliabue, 1996-2000 : Mapas Para Una cartografía=Maps for a Cartography. Madrid: El Croquis, 2000.

 

Deja un comentario